LA NIEBLA DE SEGURIDAD, EFICIENCIA PROBADA

 

La protección mediante Niebla de Seguridad no es un concepto nuevo. La tecnología de la generación de Niebla para la protección tiene más de 50 años de vida.

Hemos podido ver los efectos de la Niebla en discotecas y en teatros. La Niebla o lo que algunos llaman "humo", que se utiliza en Generadores de Niebla de Seguridad, es similar a éste, siendo también seca e inocua. Ésta Niebla se ha utilizado durante más de 50 años, por lo que ha sido continuamente sometida a pruebas y ensayos.

La creación del primer Generador de Niebla utilizado para combatir los robos, tuvo lugar en el Reino Unido. En Dinamarca se utilizan desde hace 15 años. Hoy en día los Cañones de Niebla de Seguridad son dispositivos habituales en las instalaciones de seguridad y además se los consideran como la forma más efectiva de evitar los robos.

 

¿Cómo funciona un Generador de Niebla?

La tecnología en la que se basa la generación de Niebla es muy sencilla. El Fluido de Niebla entra en un circuito calefactor dentro del Cañón de Niebla, que se encarga de evaporarlo. El Fluido se convierte instantáneamente en una densa e impenetrable Niebla blanca.

 

La Niebla seca es totalmente inocua

El Fluido de Niebla es una mezcla de Agua y Glicol, que cuando se transforma en Niebla, se extiende por todo el local.

La Niebla no deja ningún tipo de residuo y es completamente inocua para personas, animales, productos electrónicos y mobiliario. Recomendamos ventilar la estancia tras la activación del Generador.

Compatible con todos los sistemas de alarmas

Un Generador de Niebla es un complemento a los sistemas de alarma convencionales. Los Generadores de Niebla PROTECT, son compatibles con todos los dispositivos de seguridad existentes en el mercado. Cuando un ladrón activa la alarma, ésta automáticamente activa los Generadores que estén instalados en el establecimiento.

 

Un Cañón de Niebla puede ser ajustado para realizar disparos de diferente duración y activar o mantener desactivada la función de pulsos (que permite prolongar la duración de la densidad de la Niebla), en función del tamaño de cada local.

 

Atrapado entre la densa Niebla el ladrón quedará completamente desorientado y se asustará, por lo que su unico objetivo será huir del establecimiento.

Extraido:  www.protectglobal.es